Influenza A (H3N2) amenaza la salud de los hondureños

Asunción Izaguirre
22 marzo, 2017
La medicina Antienvejecimiento, Antiedad o AntiAging
6 septiembre, 2017

Tegucigalpa, Honduras

Un peligroso virus estacional está provocando daños en las vías respiratorias de las personas en Honduras.

Se trata de la gripe estacional de la influenza A (H3N2), que circula desde hace más de seis años en el país y que se activa en la temporada lluviosa y es contagioso.

La gripe estacional es un subtipo de influenza del tipo A y es causada por las aves.

En las últimas semanas los hospitales del país están resintiendo una alta carga de pacientes que ingresan afectados de sus vías respiratorias a causa de esta enfermedad.

En lo que va del año se reportan al menos 3,104 adultos mayores y 1,408 niños menores de cinco años afectados por la enfermedad, según la tasa de hospitalización.

Dicha tasa, asociada a la influenza, es de 58 niños menores de cinco años por cada 100,000 habitantes.

Mientras que en adultos mayores de 60 años es de 16 personas por cada 100,000 habitantes.

Sin embargo, existe un subregistro por todas las personas que no asisten a los hospitales y se tratan la enfermedad con medicamentos.

Ante esta situación las autoridades de la Secretaría de Salud manifestaron su preocupación porque este virus puede causar hasta la muerte si no se trata adecuadamente.

“En estos momentos que estamos en una época o temporada de estación lluviosa es donde se incrementan más los casos de infecciones respiratorias, el virus que está actualmente predominando es el virus de influenza A (H3N2)”, declaró a EL HERALDO el coordinador nacional de la Vigilancia de Influenza y otros virus respiratorios de Salud, Homer Mejía.

Agregó que los tipos de influenza son A, B y C, pero los virus que más provocan brotes o epidemias son los del tipo A y sus subtipos, entre ellos A (H1N1) y A (H3N2).

Entre 2009 y 2010 las cepas del subtipo H1N1 o gripe porcina provocaron una pandemia que infectó a miles de personas a nivel mundial y dejó varias muertes.

Contagio

La gripe estacional o influenza A (H3N2) se transmite a través del aire por las partículas de saliva que expulsan las personas al hablar, toser o estornudar.

A su vez se transmite por los besos en la boca o en la mejilla.

“La diferencia entre un resfriado común y gripe o influenza es que este último le va a dar un cuadro clínico más severo y puede complicarse con dificultad para respirar, ocupará hospitalización y si llega en un estado muy crítico puede fallecer”, advirtió Mejía.

Los grupos más vulnerables ante este virus son los niños menores de cinco años, las mujeres embarazadas, adultos mayores, personas que trabajan en granjas y personal de la salud, médicos y enfermeras, entre otros.

Vacunación

Para prevenir esta enfermedad es necesario que la población se vacune contra la influenza.

El pasado mes de mayo se realizó la Campaña Nacional de Vacunación en el país, donde se aplicó la vacuna de manera gratuita.

Sin embargo, las personas no respondieron al llamado de las autoridades sanitarias, especialmente las mujeres embarazadas y los adultos mayores de 60 años.

La meta propuesta por el Programa Ampliado de Inmunización (PAI) era vacunar 988,473 personas contra la influenza.

No obstante se alcanzó a vacunar a 816,558 personas, que representan un 83% de la meta propuesta.

Los departamentos que reportaron baja incidencia de vacunación en embarazadas, lo que representa un peligro para el feto, son: Cortés, Atlántida, Copán, Comayagua, Colon e Islas de la Bahía.

Aunque ya finalizó la jornada de vacunación, las autoridades sanitarias decidieron continuar aplicando la dosis del medicamentos en los centros de salud del país.

Se recomienda a las personas que tienen fiebre o gripe no aplicarse la vacuna porque la vacuna puede acelerar los síntomas.

Preocupación

De 2011 a 2016 se hospitalizaron más 7,000 personas afectadas por influenza A (H3N2), siendo los niños menores de cinco años y los adultos mayores de 60 años los más afectados.

En ese mismo tiempo se reportó la muerte asociada al virus de al menos 144 personas.

“Estamos viendo que ya se están incrementando los casos por problemas respiratorios, la época donde se presenta el mayor número de casos de gripe es de agosto a noviembre y queremos que la población esté protegida contra este virus”, dijo Mejía.

Advirtió que no es correcto que las personas se automediquen y lo más recomendable es que asistan al médico.

Aún hay unas 300 mil vacunas disponibles

Para la jefa del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), Ida Berenice Molina, es importante que las mujeres embarazadas se vacunen contra la gripe estacional.

“Tenemos problemas con la vacunación de las embarazadas y con los adultos mayores de 60 años porque no se ha logrado la cobertura mínima esperada”, expresó Molina. Agregó que la vacuna está disponible en todos los centros de salud de las 20 regiones sanitarias.

La vacuna contra la influenza se introdujo al país en el año 2003 y desde entonces se aplica.

Molina aseguró que desde 2005 hasta la fecha se aplican un promedio de 800,000 a un millón de dosis anuales. “La vacuna debe aplicarse antes de que se incremente la incidencia de los casos”, manifestó.

La galena señaló que aún hay alrededor de 300 mil dosis distribuidas a nivel nacional para aplicar a la población en riesgo.